Hoy os emplazamos a que descubráis uno de los ingredientes más comunes de vuestro maquillaje pero menos conocido… el Boro.

Funciona como lubricante y difusor óptico. Debido a sus propiedades de dispersión de la luz, se utiliza más a menudo en forma de polvo “soft focus”, que crea un acabado brillante y translúcido en la cara.

Este efecto brillante sirve para varios propósitos estéticos, como la capacidad de refractar la luz lejos de la piel, difuminar la apariencia de arrugas y decoloraciones y crear una suavidad general en la cara. Su estructura cristalina hexagonal proporciona una sensación sedosa y suave, buen deslizamiento y excelentes propiedades de adhesión de la piel que permiten que el maquillaje permanezca en el rostro durante largos periodos de tiempo. Su capacidad lubricante facilita la compactación, transferencia y eliminación de varios productos de maquillaje, eliminando la necesidad de aditivos de compactación como los estearatos. El nitrato de boro también tiene la capacidad de absorber el exceso de grasa en la cara y dispersar el pigmento de manera uniforme. Podeis encontrar este ingrediente en productos cosméticos como polvo mineral, base de maquillaje, sombra de ojos, colorete, bronceador, lápiz labial y protector solar.

JMG
Autor

Escribe un Comentario