Buscar en la naturaleza lo mejor de los ingredientes de belleza no es exactamente nuevo… Personalmente nos hemos aplicado de todo, desde zanahorias hasta rosas por todo el cuerpo en busca de una piel impecable. Sin embargo, una planta que parece estar teniendo un “boom” en la industria es el cactus. Estas pequeñas plantas espinosas no gritan exactamente “vida” ya que tienden a crecer en ambientes secos y polvorientos. Pero lo bueno del cactus es que es casi invencible. Se mantiene rellena y llena de vida mientras mantiene la humedad en las condiciones más secas y duras, que es exactamente lo que queremos para nuestra piel, ¿verdad? Por lo tanto, tiene sentido para nosotros recurrir a esta planta imparable para nuestra rutina de cuidado de la piel.

¿Por qué el agua de cactus es tan buena para ti?

Está llena de electrolitos: El agua de cactus se puede utilizar de muchas maneras diferentes. Para darte un poco de amor interno, beber agua de cactus diariamente puede darle a tu cuerpo un gran impulso. El agua de cactus, también conocida como agua de higo chumbo, está llena de un alto concentrado de electrolitos.
Los electrolitos están presentes de forma natural en nuestra sangre y nos ayudan a equilibrar la cantidad de agua que tenemos en nuestro cuerpo. Si no estamos bien hidratados y sudamos o orinamos, perdemos electrolitos, lo que nos puede hacer sentir lentos y agotados. Las bebidas energéticas ayudan a restaurar los electrolitos, haciendo que el agua de cactus sea una gran alternativa natural incluso si sólo se bebe. Los electrolitos también son vitales para nuestra piel y nuestro cabello, ya que nos dan ese hermoso, húmedo y saludable resplandor.

El agua de cactus también contiene antioxidantes que pueden ayudar a limpiar tu sistema y tu piel de cualquier toxina. La mezcla de electrolitos, antioxidantes y vitaminas presentes en el aceite de cactus ayudan a proteger tu piel contra el envejecimiento, el daño causado por el sol e incluso ayudan a reponer los niveles de colágeno de tu piel.

Es genial para tu piel:

El agua de cactus es ideal para tu piel, especialmente si sufres de sequedad ya que devuelve la humedad a tu piel. Generalmente, estamos menos hidratados durante el invierno porque cuando el clima se enfría, nos olvidamos de beber agua. Además, el aire fresco puede drenar la humedad de tu piel, por lo que nos encontramos doblando la cantidad de crema hidratante en las estaciones más frías. Sin embargo, el agua de cactus también es antibacteriana, lo que ayuda a combatir el acné y otras enfermedades de la piel causadas por bacterias.

Le da a tu cabello un brillo espléndido:

El agua de cactus no sólo es excelente para la piel, sino también para el cabello. Si tienes el cabello seco, dañado y quebradizo le vendría bien una “bebida”, el agua de cactus probablemente “revivirá” tu cabello. Debido a sus propiedades de retención de humedad, el agua de cactus le da al cabello la hidratación que necesita, así como brillo instantáneo. Un gran número de marcas de cuidado de la piel están siguiendo esta última tendencia, con una gama de productos de agua de cactus.

JMG
Autor

Escribe un Comentario