Hace unos días ya os hablamos de este maravilloso ingrediente natural, cuando os contábamos las bondades del Ginseng, pues bien, es hora de darle el tiempo que se merece a este extraordinario ingrediente…

El hongo Reishi es un hongo herbario conocido por sus propiedades medicinales milagrosas y sus beneficios para la salud. Las leyendas sobre las cualidades rejuvenecedoras de este hongo están muy difundidas. Conocida por mejorar la agilidad, la flexibilidad y la fuerza, esta es una hierba indiscutible que ha dado a la gente una vida más larga y saludable.

Conocida científicamente como Ganoderma lucidum, esta especie de hongo es conocida en todo el mundo bajo diferentes nombres como Ling Zhi, Ganoderma Lúcida y Linh Chi.

La Ling Zhi 8-proteína y el ácido Ganodérmico presentes en el Reishi son ricos en agentes antiinflamatorios y antialérgicos. Ambos ingredientes trabajan en armonía, fortaleciendo el sistema inmunológico y promoviendo la circulación sanguínea. Un sistema inmunológico más fuerte, a su vez, facilita las actividades de los radicales libres, lo que significa que tus arrugas, líneas finas e inflamaciones se reducen. Una mejor circulación sanguínea mejora la elasticidad y el tono de la piel, ralentizando el proceso de envejecimiento, dejándola con una piel clara y más joven.

Diversos estudios realizados sobre estos hongos indican que poseen la capacidad de curar diversos problemas externos de la piel, como heridas, quemaduras solares, erupciones cutáneas y picaduras de insectos. Un funcionamiento armonizado de sus propiedades antihistamínicas, antiinflamatorias, antimicrobianas y antialérgicas – cuando la combinación comienza a funcionar, su inmunidad aumenta, la circulación sanguínea mejora y comienza la curación.

Este hongo tiene propiedades antiinflamatorias y también mejora la circulación de la sangre. También es una poderosa fuente de antioxidantes. Todas estas acciones trabajan en coordinación, permitiendo un conjunto más fuerte de folículos pilosos. Estimula el tallo del cabello, allanando el camino para un crecimiento exuberante del cabello.

Los médicos en Japón han aprobado el Reishi como una cura para diversos tipos de cáncer, cuando se usa junto con la radiación y otros medicamentos anticancerígenos. Los estudios sugieren que además de aliviar los impactos negativos de la radiación y la quimioterapia, este hongo también posee el poder de prevenir el crecimiento y la diseminación de las células tumorales. Al ser un modulador inmunológico, también ayuda a revitalizar y renovar el sistema inmunológico, permitiendo una recuperación más rápida.

JMG
Autor

Escribe un Comentario